Simbolo de Modernidad, del Progreso y del Bien Común en el Perú!!!

Simbolo de Modernidad, del Progreso y del Bien Común en el Perú!!!
MARCA LOS MAPAS EL 2010 y 2011!!!
Loading...

22 de mayo de 2008

DISCURSO DE LOURDES FLORES NANO EN CONDECORACIÓN DOCTORADO HONORIS CAUSA - PARA EL PRESIDENTE DE COLOMBIA, EL AMIGO ALVARO URIBE - MAYO 2008




EXCELENTÍSIMO SEÑOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA DE COLOMBIA

SEÑOR PRESIDENTE FUNDADOR DE LA UNIVERSIDAD SAN IGNACIO DE LOYOLA

SEÑORES Y SEÑORAS AUTORIDADES DE LA UNIVERSIDAD SAN IGNACIO DE LOYOLA

DISTINGUIDAS PERSONALIDADES

SEÑORAS Y SEÑORES

Desde su institución en las universidades históricas del mundo hasta nuestros días, el Doctorado Honoris Causa ha sido y es una distinción conferida al doctorando “por causa de honor” y en reconocimiento al saber científico, al quehacer académico o a la destacada función cumplida por quien lo recibe.

Al otorgar esta distinción, sin duda se premia la virtud del doctorando pero la institución que lo otorga se enaltece y crece en su prestigio.

Esta noche, nuestra Universidad San Ignacio de Loyola se siente privilegiada por haber concedido la distinción de doctor Honoris Causa a don Álvaro Uribe Vélez, Presidente de la hermana Nación Colombiana, en razón de la destacada función que como gobernante viene cumpliendo.

Es menester, sin embargo indicar, que no todo hombre de Estado o conductor de una Nación es merecedor de un reconocimiento originado en el honor.

Cumple con su deber el gobernante que en ambiente de paz y de tranquilidad se conduce con prudencia, buen manejo económico, responsabilidad y solidaridad y busca para su pueblo bienestar y desarrollo. Merece sin duda respeto y simpatía, pero no necesariamente reconocimiento nacido del honor.

Más disímil es el juicio respecto del hombre de Estado que en tiempos de guerra o de violencia, prefiere sacrificar la democracia y la ley para garantizar el orden. Caen sobre su conducta severas críticas o consideraciones más benevolentes y comprensivas.

Pero, lo que en nuestro concepto, merece especial reconocimiento y distinción es el singular esfuerzo del conductor y líder que en tiempos de violencia y de zozobra, enfrenta esos males con las armas de la democracia y la ley. Y ese es el honor que reconocemos con admiración en el Jefe de Estado que tenemos al frente. Álvaro Uribe muestra ante el mundo su inconmensurable esfuerzo por vencer a la violencia, por enfrentar los flagelos mas graves de nuestro tiempo presente –el terrorismo y el narcotráfico actuando de consuno– con las armas de la democracia y la ley. Y esa conducta LO HONRA y constituye su Magisterio en el ejercicio del poder.

El Honoris Causa pondera igualmente la virtud. En el Presidente Uribe reconocemos la sencillez del estadista que en el Palacio de Nariño o en la audiencia comunal del villorrio mas apartado se muestra cerca de la gente y da testimonio de la rendición de cuentas como el deber moral que corresponde cumplir al demócrata cabal. Pero, sobre todo, rendimos merecido honor al CORAJE del hombre que en el Caguan desnuda la farsa del terrorismo, grita con convicción su verdad y enfrenta con decisión el cinismo de los cómplices y financistas de la subversión.

Quisiera sin embargo agregar, que la lucha que el Presidente Uribe lidera no es solo la causa de Colombia y de su pueblo. Es la lucha de toda nuestra América. Yo podría esta noche, recordar la arenga que en 1824, en las Pampas de la Quinua, lanzara Sucre a las huestes libertarias: “De los esfuerzos de hoy depende la suerte de la América toda.” Y decir, señor Presidente, que de su lucha y de su esfuerzo depende el destino de paz y esperanza de nuestra América.

Por eso, llévese usted nuestra gratitud por sus aleccionadoras palabras, nuestro afecto, nuestro respeto y nuestra admiración. Pero, llévese sobre todo el palpitante latir de los corazones juveniles de estudiantes universitarios peruanos, que preparándose para triunfar en el mundo, sienten su lucha como propia y anhelan esperanzados su victoria.

Y se, que interpreto el sentir de quienes estamos aquí congregados, si concluyo estas palabras con una plegaria al Señor, para que, desde las hermosas playas de la colonial Cartagena, desde los andes sobre los que se asienta su Medellín natal, desde la cafetalera Pereira o desde el llano del Putumayo vuelva nuestra Colombia a sonreír. Para que esa sonrisa sea imperecedera porque cubre a la Nación que ha alcanzado la paz en todos sus confines y porque se dibuja en los rostros de un pueblo que agradecido rinde tributo de honor al líder que lucho sin desmayo por lograrla.

Que Dios lo bendiga, señor Presidente.

VIVA COLOMBIA
VIVA EL PERÚ

1 comentario:

Raúl Infantes dijo...

Simplemente maravillado de tan hermosos versos que la doctora pronuncia desde el corazón, estoy seguro que esta vez si ganará la presidencia, yo seré el primero en dar mi voto democrático para que el Perú sea guiado por una lidereza tan proba y honorable.

EL EQUIPO SNM

  • 1. Oscar Javier Ibáñez Yagui - Secretario Nacional
  • 2. Jose Antonio Alarcón Cardenas - 1er. Subsecretario
  • 3. José Jara Alvarado - 2do. Subsecretario
  • 4. Pachi Maldonado Berru - 3er. Subsecretario
  • 5. Jenner Canayo Pizango - 4to. Subsecretario

Etiquetas