Simbolo de Modernidad, del Progreso y del Bien Común en el Perú!!!

Simbolo de Modernidad, del Progreso y del Bien Común en el Perú!!!
MARCA LOS MAPAS EL 2010 y 2011!!!

8 de mayo de 2008

CRONICA "DE GAULLE CONMOVIÓ LIMA"


Historia :::: En 1964, Charles De Gaulle realizó una histórica gira de 26 días a América del Sur que incluyó Lima y reveló la visión estratégica del líder francés sobre nuestro continente.

De Gaulle Conmovió Lima.

Un viernes 25 de septiembre de 1964 aterrizaba en Lima el avión Caravelle, que transportaba al General De Gaulle y su comitiva. Su ingreso a cielo peruano había sido escoltado por cuatro aviones de la Fuerza Aérea Peruana y durante tres días, la población, los medios de comunicación y la clase política entera se volcaron hacia este personaje histórico –que ya frisaba los 74 años–, en medio de una algarabía y movilización que nadie pudo anticipar. Al día siguiente de su arribo, el crucero Colbert de la Armada francesa, ingresaba al puerto del Callao, uniéndose a la fiesta. “La recepción en Lima fue muy fastuosa y popular, dos cosas que generalmente son opuestas y que aquí se encontraron juntas”, sintetizaba entonces el periodista Eugene Mannoni de France Soir.

Lo interesante es que la fascinación no vino de un solo lado. De Gaulle pensó y preparó su gira a América del Sur con mucha anticipación, como lo relata su Ministro Alain Peyrefitte en su libro Era De Gaulle. Ya en abril de 1963 le decía: “América Latina es un continente en el que muchas cosas se van definir. Es esencial que Francia y Europa estén presentes en él. América Latina tiene necesidad de nosotros y no tenemos por qué sonrojarnos. Es necesario evitar el enfrentamiento entre los americanos del sur y los del norte. ¿Por qué excusarnos de ello?...” Palabras profundas y tal vez proféticas, que recobran una impresionante actualidad, con motivo de la cumbre Unión Europea - América Latina. Y es que De Gaulle se tomó muy en serio a América Latina. Su viaje, uno de los más largos de la historia de la República francesa, duró veintiséis días e incluyó a diez países: Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, Argentina, Paraguay, Uruguay y Brasil. Y cuando le preguntaron cómo debía anunciarse el viaje dijo que éste “marcará la importancia que Francia le otorga al advenimiento de América Latina al primer plano de la escena internacional, como elemento de equilibrio y de paz...”

De Gaulle con el Perú desató una incontenible simpatía y familiaridad, propia de nuestros recuerdos y tradiciones comunes. El ministro Fouchet, que representó a Francia en la toma de mando del presidente Belaunde (1963), al hacer su reporte ante el Consejo repetía eufórico cómo la sociedad peruana y su clase política estaban impregnados de un admirable espíritu francés. Fouchet exclamaba: “Belaunde Terry ha hecho sus estudios de arquitecto en París y todos los líderes dirigen su mirada hacia Francia”. Curiosa percepción de una realidad que nos persigue hasta nuestros días, pues la gran mayoría de presidentes del Perú, de algún modo u otro, han mantenido un vínculo con Francia.

Regresemos a la visita y su significado. Las primeras palabras de bienvenida del presidente Belaunde en el aeropuerto del Callao, “de admiración al soldado, al estadista y al líder de influencia universal”, se las dio en un breve discurso en impecable francés. De Gaulle respondió en español, pues no perdía la oportunidad de dirigirse en la lengua de sus anfitriones. Más tarde, desde el balcón de la Municipalidad de Lima repetiría su esfuerzo lingüístico: “¡Peruanos!... Francia saluda al Perú aquí en Lima, capital celebrada desde que América apareció en la escena mundial, Lima que es ‘la linda’ y la moderna...” Durante su intensa agenda asistió a sesiones en el Congreso (habló Luis Alberto Sánchez) y la Municipalidad, y se hizo presente en el Panteón de los Próceres, la Escuela Militar, Torre Tagle y la Iglesia de San Pedro. Sus recorridos fueron resguardados por nuestros húsares de Junín y seguidos por multitudes a las que en ocasiones se acercó a saludar directamente. En el Parque Universitario, un grupo de estudiantes sanmarquinos alcanzó a gritarle: “¡Francia sí, yanquis no!”

Hubo momentos de intensa emoción, como cuando el alcalde Luis Bedoya Reyes le agradeció, en nombre de Lima, por el coraje de Du Petit Thouars en defensa de la ciudad (“somos un pueblo que no olvida su deber... muchas gracias, Francia, muchas gracias Presidente De Gaulle”); o cuando en el banquete en Palacio de Gobierno (donde estuvo hospedado), Belaunde recordó el interés de Francia por el Perú y le dijo que ésta “no vino en pos de tesoros materiales sino en búsqueda de los invalorables tesoros espirituales que habría de encontrar en esta tierra...” En el Colegio Franco Peruano se congregaron franceses residentes y peruanos francófilos, esperándolo con una Cruz de Lorraine, símbolo de la Resistencia. De Gaulle, muy conmovido les dijo: “¿Podemos cantar La Marsellesa?” Así lo hicieron entre lágrimas, quedando este momento perennizado con una bellísima foto que el colegio todavía conserva en su entrada principal.

¿Por qué De Gaulle encandiló a peruanos y latinoamericanos en general? Ciertamente fue una figura mundial indiscutible, a la que no le faltaron detractores (las revueltas de Mayo del 68 ocurrirán bajo su mandato). Pero como refiere una pieza de teatro parisina, una explicación puede encontrarse en que De Gaulle fue “el hombre que supo decir que No”. No a la rendición, no a la bulimia de un pueblo. Se rebeló y arrastró consigo a civiles, militares, intelectuales, sindicalistas, hombres y mujeres de izquierda y derecha hasta la liberación; para luego establecer y restablecer alianzas en todas partes del mundo. Así habló con autoridad sobre la construcción europea (asociándose con la Alemania de Adenauer) y la vieja amistad entre Estados Unidos y Francia. Es por ello que a su retorno de América Latina, él mismo calificó su viaje como una extraordinaria oportunidad para “retomar un contacto perdido y hacer revivir una energía latente”. (Reporte del 21 de Octubre de 1964). (Manuel Monteagudo Valdez)

Publicado por Caretas

No hay comentarios:

EL EQUIPO SNM

  • 1. Oscar Javier Ibáñez Yagui - Secretario Nacional
  • 2. Jose Antonio Alarcón Cardenas - 1er. Subsecretario
  • 3. José Jara Alvarado - 2do. Subsecretario
  • 4. Pachi Maldonado Berru - 3er. Subsecretario
  • 5. Jenner Canayo Pizango - 4to. Subsecretario

Etiquetas